Especiales:

En la Isla de Menorca brilla el sol casi todo el año



A la hora de organizar el viaje a Menorca, en las Islas Baleares, España, hay que pensar primero que todo en el alojamiento, para ello la isla cuenta con varias opciones de comodidad para escoger entre alquilar una casa, una villa, con la que se podrá compartir el sol, las vistas al cielo con estrellas nocturnas, ser acariciado por el viento mediterráneo desde sus jardines, terrazas y la opción de disponer de una piscina privada: alquiler casa menorca 

Con el respaldo de varios estudios sobre el turismo en España podemos conocer que la isla de Menorca es uno de los destinos más solicitados por los viajeros españoles, igualmente por una buena cantidad de visitantes de Europa y Asia, quienes no solo aprovechan el verano para disfrutar de la isla sino durante aquellas estaciones menos cálidas, porque en el mediterráneo el sol siempre se muestra más tiempo que en otras zonas del planeta. Precisamente las puestas del sol son imperdibles disponiendo de muchos lugares para compartirlos en pareja, con amistades y familiares. Uno de los más visitados son La Cova d'en Xoroi; el Monte Toro el cual es el punto más alto de toda la isla; la Fortaleza de la Mola es un ejemplo de la arquitectura militar del siglo 19; y siete faros repartidos por la isla cada uno con un atractivo propio y único: Punta Nati, Cavallería, Favàritx, Illa de l’aire y Artrutx. 

Un dato importante que debe tener en cuenta todo viajero es no desanimarse si llega a llover mientras está de visita allí. Esto no debe ser motivo para permanecer encerrado, no, porque también hay más actividades variadas para realizar, como visitar el museo Binissuès famoso por sus más de 8 mil especies de insectos y otras especies animales; el poblado talayótico Torralba d’en Salord; la Catedral de Santa Maria de Ciutadella de estilo gótico catalán; el espectáculo ecuestre SOMNI con caballos menorquines, entre otros. 

También hay disponibles otras actividades disponibles son paseos en veleros, kayak. Las aguas cristalinas es de lo más apreciado, estas rodean los casi 700 kilómetros cuadrados de Menorca, hay que visitar sus pueblos y ciudades con su importante oferta cultural cuyas fiestas populares atraen decenas de miles de visitantes, entre ellas: Sant Joan (junio en Ciutatdella), Sant Martí (julio en Mercadal), Sant Nicolau (setiembre en Mercadal), Sant Gaietà (agosto en Llucmaçanes), Mare de Déu de Gràcia (septiembre en Maó), Sant Miquel (septiembre en Cala en Porter). 

Ni hablar de las mundialmente famosas fiestas en bares, discotecas y hasta al aire libre en plena calle, organizadas con DJs y agrupaciones musicales en directo interpretando música culta, jazz, electrónica, flamenco, en auditorios y templos, organizados por el Festival de Música d’estiú, el Joventuts Musicals de Ciutadella, y el Festival de Música de Maó.