Acabar con la obsolescencia programada reduciría las emisiones de CO2





Existen alrededor de 700 millones de móviles que ya no se usan pero que tampoco han sido desechados o reutilizados


Según un estudio del Comité Económico y Social Europeo (CESE) publicado el pasado septiembre, existen alrededor de 700 millones de móviles que ya no se usan pero que tampoco han sido desechados o reutilizados.
Recientemente, el Parlamento Europeo declaró la emergencia climática y medioambiental tanto en Europa como a nivel global, coincidiendo también con la celebración de la Conferencia Mundial de Cambio Climático COP25 en Madrid.

El reacondicionado de teléfonos móviles es una de las soluciones que plantea este informe para alargar la vida de los terminales y, además, reducir así las emisiones de CO2. Según este mismo estudio, en un plazo de diez años es posible reducir las emisiones de CO2 en un 29% si se alarga su vida útil a un año y en un 43% si esta se alarga a dos años.
«El teléfono móvil se ha convertido en uno de los aparatos contaminantes que más utilizamos, por lo que es importante alargar al máximo su vida útil. Si cogiéramos cada uno de los teléfonos que se guardan en un cajón y prolongásemos su vida útil en un año o dos, la reducción de emisiones de CO2 sería enorme», apunta Blanca Marín, Brand Manager de Back Market España.
Con la reutilización de cada uno de estos aparatos se evitaría una emisión media de 30 kg de CO2 a la atmósfera y se ahorrarían unos 12 litros de agua limpia. Teniendo en cuenta estos datos, la reutilización de los millones de móviles que actualmente guardan los europeos en sus cajones evitaría la emisión de 21 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera y supondría un ahorro de 8.400 millones de litros de agua cada año
«Cada vez que alguien se decanta por el reacondicionado contribuye no sólo a ahorrar los residuos electrónicos que implica desechar un dispositivo, sino también a reducir los gastos de fabricación del que se adquiere y las emisiones de CO2 que se producen durante su producción», añade Marín.
El reacondicionado de teléfonos móviles es un mercado que forma parte de la economía circular, un modelo que promueve el aprovechamiento eficiente de recursos y la reducción del uso de las materias primas. Este sistema se convierte así en una alternativa al tradicional modelo de economía lineal.
.
Fuente: 
Diario El Comercio / https://www.elcomercio.es/
.


Con la tecnología de Blogger.